Red Innova 2015: ¿Innova es por innovación?

Tuve la oportunidad de asistir, este Jueves 14 de mayo en el auditorio Buenos Aires, en el barrio porteño de recoleta, a Red Innova 2015, “la conferencia internacional de innovación, internet, creatividad y espíritu emprendedor donde América Latina se conecta con el mundo”. Los proyectos finalistas muy buenos e inspiradores. Alguna que otra charla muy buena, el resto (incluida la organización) medio pelo, a pesar de que los oradores son estrellas de la innovación, creatividad y éxito.

Antes de exponer las críticas voy a rescatar la charla de Máximo Cavazzani quien demostró ser un fuera de serie en todo sentido. El creador de preguntados brindó una charla muy motivadora y compartió experiencias realmente útiles para cualquiera que pretenda emprender. A continuación les dejo una charla similar de Cavazzani en Experiencia Endeavor 2014.

Dejando de lado al CEO & founder de Etermax, asistí a una conferencia más, con oradores estrella, pero mucho más común y corriente que la mayoría de conferencias que he asistido. Es la primera vez que asisto a una conferencia de creatividad e innovación. Suelo ir a eventos para informáticos y debo recriminarles que me tienen mal acostumbrado -estos frikis y nerds que siempre encuentran una vuelta de tuerca para sorprender-. Ahora que fui a que me asombren, salí asombrado por la ausencia de ideas (en cuanto a la organización). ¿Será mucho pedir que una conferencia de innovación tenga al menos un destello de intento de innovación en su organización?

Pude asistir a 5 o 6 charlas y en general no vi o escuche muchas novedades. Todas ideas recicladas y traducidas de trabajos en otros idiomas. Llegué justo para escuchar a Marcos Galperín y Hernán Kazah que realizaron una descripción minimalista de costumbres tecnológicas de empresas y usuarios korianos para todos aquellos que no hayan viajado ni vayan a viajar. A la hora de dar un consejo, una pauta o una pista de por donde puede uno puede emprender, se quedaron sin palabras, monosílabos.

Luego vi otras charlas donde pude refrescar conceptos que son sabidos, o deberían ser ya sabidos por todos, pero que nunca viene mal refrescar: “A la hora de tomar decisiones la data es el rey”, “Node.js es copado” y “cuando desarrollamos un front end el usuario primero”. La de PHP enterprise fue una ráfaga interesante.

Fui con muchas expectativas y me encontré con charlas de autoayuda donde pocos exitosos le hablaron a una multitud que quiere serlo. Esperaba rescatar un concepto nuevo de vanguardia que me inspire. Me llevo la sensación de que el verdadero negocio es organizar eventos para multitudes que buscan la palabra de los pocos que logran llegar.

Los organizadores de este tipo de eventos parecieran estar muy tranquilos con esto de que las organizaciones tienen presupuestos fijos para que sus empleados asistan a charlas y cursos. El nivel de expositores o nombres estelares no faltaron, pero mucho autobombo y poco para rescatar.

Fue una linda excusa para relacionarse con amigos, conocidos y colegas que uno de otra forma no vería, pero como argentinos debemos ser mas exigentes con un evento de 1400 pesos.

FacebookTwitterGoogle+WhatsAppCompartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *